martes, 28 de enero de 2014

Escenas y Diálogos #16 (Parte I)

Hola a todos :) hace unos días terminé de leer un libro que se me hizo un poco difícil por la cantidad de personajes y situaciones que tienen que ver con batallas y ese tipo de cosas, pero si hay una cosa que destaco son los buenos diálogos. La mayoría de las frases que recolecté las dijo un personaje, mi favorito del libro (Tyrion Lannister) y quiero compartirlas con ustedes.





Juego de Tronos de George R.R. Martin


-(...) Soy Tyrion Lannister.
-Lo se. -Jon se levantó. De pie, era más alto que el enano. Se sintió algo incomodó.
-Y tú eres el bastardo de Ned Stark, ¿no? -El muchacho sintió un frío que lo atravesaba. Apretó los labios y no respondió-. ¿Te he ofendido? -continuó Lannister-. Lo siento. Los enanos no necesitamos tener tacto. Generaciones de bufones con trajes de colorines me dan derecho a vestir mal y a decir todo lo que se me pase por la cabeza. -Sonrió-. Pero eres un bastardo.
(Página 63)


-Permite que te dé un consejo, bastardo -siguió Lannister-. Nunca olvides que eres, porque, desde luego, el mundo no lo va a olvidar. Conviértelo en tu mejor arma, así nunca será tu punto debil. Usalo como armadura y nadie podrá utilizarlo para herirte.
(Página 63)


-(...) Por el camino que vas, tus hermanos te cortarán la garganta cualquier noche de estas.
-No son mis hermanos -saltó Jon-. Me detestan porque soy mejor que ellos.
-No. Te detestan porque te comportas como si fueras mejor que ellos. Te miran y ven a un bastardo criado en un castillo que se comporta como un señor (...)
(Página 180)


-Yo siempre aprendo algo allí donde voy.- El hombrecillo señaló la cima del Muro con un bastón negro y nudoso-. Como iba diciendo... ¿por que será que, en cuanto un hombre construye un muro, quiere saber inmediatamente su vecino que hay al otro lado? (...)
(Página 182)


-No me llames Lord Nieve.
-¿Preferirías que te llamaran el Gnomo? -preguntó el enano arqueando una ceja-. Si dejas que se den cuenta de que sus palabras te hacen daño, jamás te librarás de las burlas. Si te ponen un mote, adoptarlo y transformalo en tu nombre (...)
(Página 182)


-(...) No hay ningún honor en golpear a un enemigo caído (...)
(Página 251)


-Casi todos los hombres prefieren negar la verdad antes que enfrentarse a ella -le había dicho el enano con una sonrisa. El mundo estaba lleno de gallinas que se hacían pasar por héroes. Para admitir la propia cobardía, como había hecho Samwell Tarly, hacía falta una especie singular de valor.
(Página 255)


-¿Quieres comer? -le preguntó Mord con el ceño fruncido (...)
-Una pierna de cordero, muchas gracias -replicó desde el montón de paja sucia que había en un rincón de su celda-. Y un plato de guisantes y cebollitas, si puede ser; pan recién hecho, con mantequilla, y una jarra de vino tibio para bajarlo todo. Si no hay, cerveza, me da igual. No quiero ser demasiado exigente.
(Página 395)


Tyrion Lannister suspiró. Su hermana tenía cierta astucia, pero el orgullo la cegaba. En toda aquella situación, ella solo vería el insulto, no las posibilidades. Y Jaime era todavía peor, tan precipitado, tan testarudo, tan pronto a la ira. Su hermano jamás se molestaría en desatar un nudo si podía cortarlo en dos con la espada.
(Página 400)



1 comentario:

  1. Hola! Te nominé al Liebster Award --> http://on-another-world.blogspot.com/2014/02/liebster-award.html

    ResponderEliminar

Denme sus opiniones :)